fblogotwitterlogoyoutubelogo

Partido Revolucionario DominicanoDestacadas Noticias Portada PrincipalCanciller Miguel Vargas anuncia acuerdo tripartito con Haití y EEUU para mejorar la frontera (discurso completo)

Canciller Miguel Vargas anuncia acuerdo tripartito con Haití y EEUU para mejorar la frontera (discurso completo)

SANTO DOMINGO. La República Dominicana y Haití suscribieron un acuerdo tripartido que contó con la cooperación de los Estados Unidos, con el propósito de implementar un programa binacional para el comercio y la modernización de la frontera, anunció ayer el canciller Miguel Vargas Maldonado.

Se trata de la iniciativa de Laredo que fue el resultado de una reunión celebrada en Texas entre una delegación de legisladores dominicanos con parlamentarios y autoridades de Haití.

“Recoge todas las iniciativas para implementar un acuerdo de facilitación de comercio con Haití, fortalecer la frontera, fortalecer y promover empresas binacionales que van a contribuir con el desarrollo económico y el tema migratorio”, precisó.

Indicó que incluirá inversiones en la zona fronteriza, y citó el caso de la construcción de tres hospitales con la cooperación extranjera. Esas obras, dijo constituirán una barrera sanitaria para frenar epidemias que puedan venir de Haití.

Al participar como orador invitado del almuerzo de la Cámara Americana de Comercio, Vargas Maldonado, explicó que dicho acuerdo también fue suscrito por la Universidad Internacional de Texas que asumió la responsabilidad de la coordinación técnica.

Asimismo, manifestó que contará con el soporte de agencias especializadas como Aduanas de los Estados Unidos y la Patrulla de Fronteras, entre otras.

El ministro de Relaciones Exteriores sostuvo que gracias a esa iniciativa ambos países se podrán beneficiar de energía a bajo costo de los mercados cercanos.

“Esta iniciativa a corto y mediano plazo busca la conformación de un programa de modernización que estimule la facilitación comercial e incremente significativamente el comercio bilateral “, enfatizó al tiempo de destacar que se trata de una iniciativa histórica.

De igual modo, informó que como parte de las concertaciones de nuevos acuerdos comerciales, se han iniciado reuniones con Cuba.

En ese sentido, reveló que para el primer trimestre del próximo año se ha programado la visita de una misión de las autoridades de ese país, a fin de dar inicio a lo que podría convertirse en un acuerdo de complementariedad económica.

Dicho acuerdo precisó incluiría consultas a todos los sectores productivos para su implementación equitativa. Durante su comparecencia fue firmado un acuerdo de cooperación entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Cámara Americana de Comercio, a fin de establecer alianzas público-privadas que contribuyan al fortalecimiento del comercio exterior y al desarrollo del país. La firma se llevó a cabo con Gustavo Tavares, presidente de la entidad empresarial.

Dice PRD tiene derecho aspirar
El también, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado, defendió ayer el derecho que tiene esa organización de aspirar a dirigir la Liga Municipal Dominicana (LMD).
En ese sentido, no descartó arribar a un acuerdo con otra fuerza política para materializar esas aspiraciones. A su juicio, el PRD tiene méritos y la membresía necesaria para competir. “No ha habido ningún acuerdo todavía, eso se llevará a cabo a finales de enero, y ya estamos trabajando para ver el espacio a establecerse en ese sentido”. Precisó que no descarta nada.
Credito / DiarioLibre
Discurso completo del Canciller y presidente del PRD   Miguel Vargas Maldonado.
Distinguidas Señoras y Señores

Excelentísimo Embajador de los Estados Unidos de América, James W. Brewster.
Presidente de la Cámara Americana de Comercio de República Dominicana (AMCHAM),  Gustavo Tavares,
Miembros del Consejo de la Cámara.
Miembros de la Prensa.
Amigos y amigas.
Señoras y señores:
Antes que todo, permítanme aprovechar esta ocasión para desearles muchas felicidades en estas navidades y prosperidad en el nuevo año 2017, que llega cargado de buenos augurios con tranquilidad política y expectativas de crecimiento y consolidación económica, que son los indicadores básicos de una sociedad que ha decidido marchar sin pausas hacia su desarrollo pleno.
Agradezco de manera muy especial esta invitación para participar en este tradicional almuerzo mensual que ofrece la Cámara Americana de Comercio y exponer el rol de la cooperación, el comercio e inversión  en la estrategia nacional e internacional que aplica el gobierno a través de esta nueva gestión en la Cancillería.
En el marco del mundo contemporáneo existen diferentes ámbitos jurídicos y a la vez múltiples formas asociativas entre los Estados, que determinan una alta complejidad en las relaciones internacionales. Esta diversidad constituye un escenario esplendoroso que proporciona amplias oportunidades para que los países puedan obtener un crecimiento con potencialidades de desarrollo social y económico.
Dentro de esas modalidades comerciales ha adquirido singular importancia para nuestro país los tratados de libre comercio, entre ellos el Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica (DR-CAFTA); el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea (EPA), y previamente el acuerdo con el CARICOM, que data del año 1998.
El DR-CAFTA constituye un tratado que– desde el inicio de su negociación–, ha significado un gran desafío para la República Dominicana. Su concertación fue el resultado de la evolución natural de nuestras relaciones políticas y comerciales con los Estados Unidos.
Es indudable que transcurridos más de diez años desde su entrada en vigencia, el DR-CAFTA reporta progresos para la República Dominicana en lo que respecta al fortalecimiento del marco jurídico de las inversiones; la protección de la propiedad intelectual; el ordenamiento de las contrataciones públicas, y el comercio transfronterizo de servicios, además de los efectos positivos sobre las exportaciones de bienes manufacturados de valor agregado en el área industrial y agrícola.
Desde el momento que fui designado por el Presidente de la República Danilo Medina para encabezar el Ministerio de Relaciones Exteriores, el pasado 16 de agosto, he trabajado  intensamente en el ejercicio de una diplomacia responsable que ha honrado los compromisos asumidos por el país con anterioridad a esa fecha, y que busca activamente la inserción de la República Dominicana en los competitivos mercados internacionales.
En materia de asuntos comerciales y de cooperación, desde el primer día avanzamos firmemente en el fomento de nuevos esquemas de relaciones internacionales.
Como muestra de ello podemos destacar la firma el pasado 29 de agosto del acuerdo de cooperación, desarrollo e inversión entre la República Dominicana y el Reino de los Países Bajos, específicamente de los territorios del Caribe Insular: San Martín, Aruba y Curazao.  Este instrumento nos provee un escenario para ampliar el comercio y aprovechar las oportunidades de negocios en esas islas.
Otro importante documento que suscribimos fue el Acuerdo de Pre-autorización de Transporte Aéreo entre las autoridades de los Estados Unidos y de la República Dominicana, que facilitará a los viajeros que utilicen el aeropuerto internacional de Punta Cana con destino a los Estados Unidos quedar exentos de registros a su llegada a destino convirtiendo a nuestro país en la primera nación de habla hispana y la séptima en el mundo en contar con esa facilidad.
Esta pre-autorización incentivará de manera significativa el turismo y tendrá una importante incidencia en materia comercial, al facilitar el transporte de las exportaciones dominicanas que—al igual que los pasajeros–,  serán pre-chequeadas por las autoridades aduanales y agrícolas de los Estados Unidos, lo que reportará importantes beneficios económicos para la República Dominicana.
En paralelo, hemos hecho énfasis en las relaciones bilaterales y comerciales con el vecino país de Haití.
En ese sentido, es oportuno destacar que mi primera visita fuera del país– apenas catorce días después de mi designación como canciller–, fue a Haití donde la delegación empresarial que me acompañó fue testigo de la forma en que logramos destrabar el impedimento por vía terrestre de 23 productos que tradicionalmente exporta la industria dominicana al vecino Estado.
Después de ese primer encuentro, donde participaron el Presidente de la República de Haití Privert y conjuntamente con el Canciller Pierrot y el cuerpo diplomático encabezado por el Nuncio Apostólico en Haití, después de ese primer encuentro. A nivel de Cancilleres, Haití y la República Dominicana se han reunido otras cuatro veces, y los Presidentes de ambos países han celebrado otros dos encuentros bilaterales que definitivamente consolidan las buenas relaciones diplomáticas y comerciales entre dos países.
Más recientemente, la Cancillería dominicana lideró una reunión entre una delegación de legisladores con parlamentarios y autoridades de Haití, en Laredo, Texas, que es el mayor puerto terrestre del hemisferio Occidental y que genera un tránsito comercial de más de mil millones de dólares diarios.
En ese encuentro se suscribió la iniciativa de LAREDO, un acuerdo tripartito, en cooperación con las autoridades de Estados Unidos, que consiste en el propósito de triangular la creación de un programa a través de un comité binacional para la Modernización de la Frontera de República Dominicana y la República de Haití.
Ese acuerdo también fue suscrito por la Universidad Internacional de Texas que asumió la responsabilidad de la coordinación técnica. Además, cuenta con el soporte de agencias especializadas como Aduanas de los Estados Unidos y la  Patrulla de Fronteras, entre otras agencias norteamericanas, e incluye un capítulo donde ambos países se podrán beneficiar de energía a bajo costo de los mercados cercanos.
Esta iniciativa a corto y mediano plazo busca la conformación de un programa de modernización que  estimule la facilitación comercial e incremente significativamente el comercio bilateral y el desarrollo industrial de empresas binacionales para impulsar mejorías en la infraestructura y en la calidad de vida en los dos países. Se trata  de una iniciativa histórica para el futuro de ambos países.
El ministerio de Relaciones Exteriores se mantiene activo en la  ampliación del comercio con otros mercados atractivos para los exportadores nacionales y sobre la concertación de nuevos acuerdos comerciales, siempre con la orientación del Presidente Danilo Medina, el interés nacional  y el consenso de los sectores productivos nacionales.
Otra perspectiva, en ese marco, deseo anunciar que hemos iniciado reuniones con Cuba y esperamos la visita de una misión de las autoridades de ese país  para  el primer trimestre del próximo año,  de dar inicio a lo que se puede convertir en un histórico acuerdo de complementariedad económica que impone consultas a todos los sectores productivos para su implementación equitativa.
Adicionalmente, las autoridades de Haití, Chile, Canadá y México han manifestado interés en buscar modalidades de relación preferencial con la República Dominicana.
Y en el caso del acuerdo de alcance parcial con Panamá, sea han acordado de mutuo interés, la ampliación de las listas de productos que se benefician de ese acuerdo.
Esperamos iniciar éste proceso también en el primer trimestre del próximo año.
En un escenario de negocios es inevitable hablar de números, por lo que en esta oportunidad me adelantaré a señalar los principales mercados  donde se exporta el 80% de nuestros productos: Estados Unidos, con 4,029 millones de dólares; Haití, 1,010; Canadá, 699; la India, 565; Puerto Rico, 481 millones de dólares.
Los Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de nuestro país. En el año 2015 el comercio bilateral fue de 11,335 millones de dólares, lo que evidencia un déficit comercial para nosotros y nos plantea el gran reto de trabajar en la reducción de éste importante indicador económico bilateral.
En este contexto, es oportuno resaltar que en la República Dominicana es el segundo socio comercial en Latinoamérica del Estado de Florida, con un intercambio comercial anual de 1,851 millones de dólares que incluyen 1,150 millones de dólares de exportaciones dominicanas.
Otros Estados de importancia para nuestras exportaciones  en el pasado año 2015 fueron New York, donde exportamos 351 millones, y Texas, con 189 millones de dólares.
Para enfrentar el reto de reducir el déficit comercial bilateral, contribuiremos en los esfuerzos para facilitar el acceso de nuestros productos al mercado estadounidense.  Este esfuerzo requiere de acciones puntuales como una buena coordinación entre las autoridades aduanales y los exportadores; la capacitación in situ de los productores agrícolas; seminarios y entrenamientos sobre manejo, empaques y transporte de estos productos.
Adicionalmente, en coordinación con el CEI-RD, el Consejo Nacional de Zonas Francas, los Ministerios de Agricultura e Industria y Comercio, entre otras instituciones del Estado, así como con la participación del sector privado, emprenderemos acciones de promoción comercial para posicionar los productos dominicanos.
Como resultado de un trabajo coordinado por la Cancillería, el Consulado dominicano en Miami, el CEI-RD y ADOEXPO celebraron un taller de capacitación sobre el proceso de empaque y transporte de productos agrícolas hacia los Estados Unidos, ofrecido por un experto de la Secretaria de Agricultura del Estado de la Florida.
Estamos convencidos de que nuestros productos tradicionales tienen un gran potencial por su alta calidad y por sus precios competitivos, pero que necesitan el acompañamiento y asesoría profesional en materia de comercio exterior. Estas necesidades nos convocan a emprender el reto de establecer una Diplomacia Comercial que trascienda las competencias individuales e institucionales para unirla a los esfuerzos colectivos encaminados a incrementar los niveles de competitividad, productividad y de acceso a nuevos mercados.
En la nueva gestión de la Cancillería y en el marco de una eficiente política exterior comercial, tenemos como objetivo la internacionalización de los productos en beneficio de nuestros exportadores, así como del sector comercial e industrial y de nuestra sociedad en conjunto.
Conjuntamente, trabajamos para posicionar a la República Dominicana como el principal destino de las inversiones extranjeras en la Región, aprovechando su estratégica ubicación geográfica y la seguridad jurídica que brinda el Presidente Danilo Mediana para el establecimiento de centros de operaciones de las empresas que comercialicen hacia los importantes mercados de la Costa Este de los Estados Unidos, América Latina y el Caribe.
Para cumplir con estas metas, uno de los más importantes ejes de acción del Ministerio de Relaciones Exteriores es la institucionalización de las Oficinas Comerciales en las  Embajadas y en los más importantes Consulados de nuestro país alrededor del mundo.  Estas oficinas ofrecerán una asistencia profesional a las empresas y exportadores dominicanos y  tendrán la responsabilidad de incrementar el comercio, atraer inversiones, cooperación, fomentar el turismo y la marca país.
Para contribuir a la institucionalización de las oficinas, estamos en proceso de suscribir acuerdos con las instituciones gubernamentales y empresariales involucradas en comercio exterior, en particular con el CEI-RD, el CONEP, la AIRD y ADOEXPO  con  la que mantenemos una estrecha comunicación y colaboración.
En este contexto, la Cámara Americana de Comercio ha jugado un rol de valor inestimable para el crecimiento de nuestras relaciones comerciales con los Estados Unidos, desde los inicios de los programas preferenciales unilaterales que beneficiaron a la República Dominicana, como la Iniciativa de la Cuenca del Caribe y la Ley de Promoción Comercial de tan favorable impacto para la industria nacional de textiles.
Aprovecho esta ocasión para expresar a su junta directiva el reconocimiento por un trabajo tan loable y significativo en el desarrollo del sector productivo nacional y por su extraordinario esfuerzo para consolidar los lazos de asociación comercial de nuestros países.
Esta labor se formaliza con la firma del acuerdo entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana que tuve el honor de suscribir en el día de hoy.
Un acuerdo alcanzado gracias al interés común para contribuir en la creación de un clima de negocios favorable para el comercio y las inversiones entre ambos países y, sobre todo, para propiciar el acceso a oportunidades de negocios que favorezcan al desarrollo de las empresas dominicanas.
Con este acuerdo establecemos un precedente en las alianzas público-privada estratégica en materia de comercio exterior, una acción significativamente relevante por cuanto contribuye al desarrollo sostenible de nuestra economía.
Señoras y Señores:
Estas acciones constituyen un esfuerzo inicial de mi gestión en la Cancillería, que ustedes saben representan  un gran desafío por cuanto me compromete no sólo en términos personales sino también en términos partidarios por cuanto me responsabiliza con la interpretación de la política exterior del Presidente Danilo Medina y compromete mi lealtad con un gobierno que ha depositado toda su confianza en mí.
Finalmente, quiero dejar constancia ante este selecto auditorio de que las históricas relaciones entre la Republica Dominicana y los Estados Unidos van unidas al comercio, a la comunidad dominicana que reside en Norteamérica y  a la paz y a la seguridad de nuestro hemisferio. Forman parte, en fin, de una unión que conforma una frontera marítima y que siempre mantendrá sus vínculos sin influencia de los cambios políticos, económicos o de cualquier otra naturaleza que puedan llegar en el futuro.
Somos hermanos, socios y así nos mantendremos…
Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>